HISTORIA DE GUAYAQUIL

 

 

La Historia de Guayaquil se remonta desde sus asentamientos de los primeros seres humanos en la Provincia del Guayas, específicamente en Guayaquil. Santiago de Guayaquil ha sufrido grandes cambios de gobierno y de división territorial, y se puede clasificar su historia en cinco partes: Era Precolombina o Precolonial, Era Colonial, Era Independentista, La República de Guayaquil, Era Republicana.

Guayaquil, debe los mas grandes cambios políticos al poeta y prócer Dr. José Joaquín de Olmedo, quién fué Líder de la Independencia de Guayaquil, creador de la Provincia Libre de Guayaquil y de la Revolución Marcista, que expulsó del país el militarismo extranjero del Gral. Juan José Flores. También debe parte de su gran transformación al Gral. Eloy Alfaro, quién dirigió la Revolución Liberal, ya que ésta se dió en Guayaquil, acontesimiento que puso a la ciudad al mando en la economía del país.

La ciudad ha soportado también varias desgracias como incendios, ataques piratas y epidemias, entre otros, como parte de su historia y proceso de formación. Aunque siempre Guayaquil ha salido adelante. Actualmente la mayoría de las enfermedades han sido erradicadas, los incendios son controlados a tiempo por el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil, y el Imperio de la Calavera ya no existe en la actualidad.

José Joaquín de Olmedo es uno de los más recordados en la Historia de Guayaquil, ya que éste participó en la independencia de la ciudad y su provincia, fue el primer y único presidente de la República de Guayaquil, creó la actual bandera de la ciudad, así tambien como el escudo. Además escribió la Canción al Nueve de Octubre que años más tarde se la tomaría como el Himno de Guayaquil. Participó en varias revoluciones incluyendo la Revolución Marcista.

 

Era Prehispánica

Debido a su geografía y al accidente geográfico marítimo más grande de la costa del Pacífico sur, y su Río Guayas vivieron en Guayaquil muchas culturas, cuyos vestigios o restos se han encontrado en dispersos lugares de la Provincia del Guayas. La historia de la ciudad en la Era Precolombina se clasifica en cuatro períodos:

Dentro de los cuales encontramos varias culturas que marcaron la historia precolombina de Guayaquil, las más importantes de estos son las culturas: Valdivia, Chorrera, Huancavilca.

 

Periodo preceriámico

El Período Precerámico (8000 a.C. - 3500 a.C.) de la Costa, específicamente de Guayaquil, difiere del de la Sierra por su diversa ecología, una cronología más reciente y una industria lícita de tecnología simple conformada especialmente por lascas y láminas ligeramente retocadas, además de primitivas herramientas que posiblemente fueron utilizadas para el trabajo de la madera, etc.

Los análisis de fitolitos en muestras de tierra han dado como sorprendente resultado la presencia de maíz, lo que lleva a suponer que 6000 años a.C. los antiguos habitantes de Las Vegas posiblemente comenzaron a practicar su cultivo en toda América Latina.

El complejo precerámico localizado en la costa ecuatoriana se denomina Las Vegas, que es el sitio más estudiado, el conocido en la jerga de los arqueólogos como OGSE-80 y que se ubica cerca de la actual ciudad de Santa Elena, en la península del mismo nombre, de la Provincia del Guayas.

Las culturas más importantes en este período son: Las Vegas, el Inga.

 

 

Periodo formativo

El Período Formativo se dió de 3500 a.C. al 500 a.C. Este período se llama "Formativo" porque en esa época los grupos de aborígenes, que habitaban en el antiguo territorio ecuatoriano, logran importantes avances en la agricultura, factor que constituyó un especial vínculo de nuclearización humana, conformando una sociedad estable, sedentaria, organizada en los primeros poblados y centros ceremoniales. El desarrollo tecnológico y estético de la cerámica, así como de otras artesanías y los inicios de una especialización en el trabajo, también constituyen algunas de las características de este importante período. Las Culturas Formativas de la Costa son la Cultura Valdivia, Machalilla y Chorrera.

Cultura Valdivia Se la conoce como Cultura Valdivia, vivieron entre 3500 y 500 adC. Sus habitantes construían sus casas en pequeñas colinas, con materiales como hojas, caña y guadua. Sus habitantes cerca del mar se dedicaban a la pesca, elaborando sus anzuelos con conchas perlífera.

Así mismo los miembros de esta cultura eran hábiles fabricantes del artesanías en arcilla, huesos de pescados, conchas y caracoles. Actualmente las piezas arqueológicas de esta cultura son apetecidas por los coleccionistas.

La Cultura Valdivia fue la primera en América Latina en usar el telar como aparato para tejer así como también el churo, como instrumento musical hecho de una caracola marítima que produce un sonido como trompeta, todavía hoy en día se utiliza es muchas comunidades campesinas del Ecuador.

Tenían como por costumbre achatarse el cráneo. Para ello, al recién nacido le apretaban contra la cabeza una tablilla a manera de almohada.

Cultura Chorrera También vivieron hace tres mil quinientos años. Sus cerámicas especializadas en el abrillantado y decorado hermosos de los objetos, elaboraban botellas musicales, flautas de pan, vasijas rituales, platos, descansanucas y muchas figurillas que representaban a hombres y animales.

Sus casas cerealmente redondas tenían una abertura en el techo, también construían canoas de totora para la navegación. Tuvo su nucleo en el sitio La Chorrera, ubicado en la ribera oriental del río Babahoyo; pero esta cultura extendió su presencia hacia casi todas las regiones costaneras e inclusive a algunas de la serranía.

 

 

Periodo desarrollo regional

 

El Desarrollo Regional se dió en 500 a.C. al 500 d.C. A este período se lo ha llamado Desarrollo Regional por el importante grado de organización social y política de las culturas que alcanzaron desenvolvimientos autónomos en zonas geográficas pertenecientes a subregiones naturales. El arte también tuvo características diferenciadas, que se notan con facilidad entre una y otra cultura. El trabajo de los materiales tiene por primera vez su registro en este período.

Característica importante es también la especialización del trabajo: sacerdotes, alfareros, tejedores, agricultores, comerciantes, tendrán sus primeras organizaciones gremiales.

Las culturas de la Costa pertenecientes a esta etapa son: La Tolita, Guangala, Tejar-Daule, Jama Coaque y Bahía.

Cultura Guangala A esta cultura se le atribuye una datación correspondiente al 500 a.C. y 500 d.C., sus asentamientos se han encontrado al norte del Golfo de Guayaquil y a lo largo de la costa del Océano Pacífico hasta la altura de la Isla de la Plata frente ala costa central de Manabí. Hacia el interior sus límites alcanzan la cordillera de Chongón-Colonche en la Provincia del Guayas y la cordillera de Paján en Manabí.

El hallazgo de innumerables manos y metales de piedra, además de estigios de presas de tierra para almacenar el agua, hacen pensar en una intensa y muy bien organizada actividad agrícola que se complementaba con la provisión de alimentos marinos y la cacería.

En la Cultura Guangala se encuentra por primera vez en la historia de la arqueología ecuatoriana el trabajo de los metales, especialmente el cobre. Resulta fascinante escuchar y observar los silbatos y ocarinas de cerámicas con superficies de pulido muy cuidadoso que adquiere bellas formas antropo y zoomorfas y que posiblemente tuvieron un uso.

Llama la atención una forma muy singular de recipiente o platón de cerámica, constituido por boca ancha cuyo cuerpo circular y cóncavo se encuentra sostenido en cuatro patas curvadas y puntiagudas. Estos platones polípodos tienen una decoración geométrica en su parte cóncava y en algunos casos las patas presentan rostros humanos.

 

 

Periodo de integración

 

El Período de Integración data de 500 dC. a 1500 dC. La paulatina desaparición de las fronteras de los grupos menores y la integración en culturas que se extienden en mayores áreas, constituyen una de las principales características del Período de Integración. Otros rasgos distintivos de este período se pueden sintetizar en los siguientes puntos:

  • Existe una mayor tecnificación de la agricultura, sobre todo mediante la utilización de terrazas de cultivo que dejarán su huella indeleble especialmente en el paisaje andino.
  • La mejor producción agrícola permitirá la expansión de la población y en consecuencia la de los centros urbanos.
  • Se incrementa la producción que es comercializada a través del sistema de trueque y posiblemente mediante el inicio de un sistema incipiente de monedas.
  • Se da una metalurgia desarrollada en la que una mayor cantidad de objetos utilitarios y decorativos que comienza a elaborarse mediante la utilización del cobre o en la aleaciones con el oro y la plata.
  • Se aumenta la producción de textiles de algodón.

En el litoral ecuatoriano dos culturas importantes se ubican en este período: Milagro-Quevedo y Manteña-Huancavilca. La primera ocupó áreas geográficas del Golfo de Guayaquil y todo el sistema fluvial del Río Guayas. La cultura Manteña-Huancavilca ocupó territorios desde el norte de Manabí hasta la provincia de El Oro.

Cultura Huancavilca Tiene unos setecientos años de antigüedad entre los 800 - 1500 a.C. Dicen los historiadores que los mantenses extraían algunos de los dientes para remplazarlos por piezas de oro. Eran excelentes agricultores. El jefe Manteño Huancavilca vivía en la isla puna frente a los que actualmente es la ciudad de Guayaquil, dentro de lo que ahora es la Provincia del Guayas. El jefe Manteño Huancavilca usaba una corona lujosa de oro adornada con piedras preciosas y gemas.

 

 

Era colonial

 

La primera incursión española en el Golfo de Guayaquil fue sin duda la de Pizarro y sus hombres a fines de 1531.

Cuando Pizarro llega al canal del Morro (el Yagual de ese entonces), viniendo de San Matero (Esmeraldas), había pasado ya por Jipijapa, Salango, Coloche, y las tierras de Sumpa (Santa Elena).

En 1532 va Pizarro a la isla Puná donde, luego de un intento pacífico de acercamiento al cacique Tumbalá, se trenza en una sangrienta refriega de la que sale perdedor el cacique. Para abril de este año liberará a Tumbalá para dirigirse a Túmbez. En consecuencia, el primer vehículo aborigen con el que los galeones españoles se toparon fue la balsa.

Fabricadas para realizar tanto largas como cortas travesías, dueñas del Pacífico antes de la incursión del galeón, las balsas tuvieron una estrecha relación con Guayaquil y con su historia, no sólo por haber sido el principal medio de locomoción fluvial y marítimo de nuestros pueblos antiguos, sino porque, a más de esto, ellas mantuvieron un vínculo extremadamente importante con los habitantes de la región por muchísimo tiempo, al punto que luego de trescientos años de fundarse la ciudad, todavía eran parte del paisaje fluvial que presentaba el río. Pruebas de este hecho son los grabados de la expedición del que vino el sabio Humboldt, entre los que se incluyó uno de la famosa "balsa de Guayaquil".

Este encuentro entre dos culturas viejas, tan viejas como ricas en pasado, provocó una simbiosis en la que primó la aculturación de la mas débil.

Débil no por carencia de logros ni gestas, sino por inferioridad en la calidad de los medio de disuasión primera de sociedades cuya evolución superaba en ciertos casos a la de las viejas monarquías europeas.

En todo caso fue este mestizaje el que originó nuestra actual cultura, dándole carácter e identidad propia a un conglomerado humano protagonista de muchos de los principales cambios tempranos que la humanidad ha experimentado en esta región del planeta.

 

 

Fundación de Santiago de Guayaquil

 

El 15 de agosto de 1534, Diego de Almagro, ante la amenaza de Pedro de Alvarado, asistido por Sebastián de Benalcázar se vió obligado a fundar en Liribamba la ciudad de Santiago de Quito. Trece días más tarde, el 28, por las mismas razones, funda la villa de San Francisco de Quito. La Real Cédula del 4 de mayo de 1534, establecía que, toda fundación debía reunir las condiciones requeridas por la conquista. Caso contrario, recomendaba su traslado a otro lugar que sí las cumpliese. Esto ocurrió en ambos casos: San Francisco fue trasladada al lugar donde hoy es el territorio de Quito, el 6 de diciembre de 1534 y mantuvo así el topónimo.

Santiago, fundación igual de inútil, fue trasladada a la Costa para facilitar la logística requerida para la conquista del norte quiteño. Sebastián de Benalcázar, autorizado por Pizarro remontó el Guayas, y la asentó en un lugar cercano a la boca del río Yaguachi sobre el río Amay (Babahoyo), y se la conoció como Santiago de Amay (1535). Asaltada e incendiada por los bravíos Chonos se mudó a la culata del río con el nombre de Santiago de la Culata (1536).

Nuevamente asolada, esta vez por la alianza de Chonos y Punáes, escapó a otro lugar y fue reconocida como Santiago de la Nueva Castilla (1537).

En recurrencia trágica se refugió entre los Huancavilcas, "gente de paz" (1542), pero nuevamente debieron huir, esta vez a la vera de un pueblo indígena llamado "Guayaquile" (1543). Desde entonces es Santiago de Guayaquil y guayaquileños sus habitantes.

A raíz de la muerte de Francisco Pizarro (1541), su hermano Gonzalo se rebeló contra la Corona. Los vecinos leales al rey dirigidos por el capitán Francisco de Olmos, el 6 de abril de 1547, ajusticiaron al pizarrista y teniente de gobernador Manuel de Estacio.

Temiendo retaliaciones construyeron grandes balsas, y, encabezados por los capitanes Olmos, Rodrigo Vargas de Guzmán y Toribio de Castro, 140 personas con su menaje cruzaron el río Amay. Y, el 25 de Julio de 1547, día del apóstol Santiago patrono de la ciudad, atracaron en Las Peñas y asentaron la ciudad de la unión cimera de los cerros que hoy se conocen como Santa Ana y del Carmen.

A partir de entonces, luego de 13 años de trashumancia que parecía no tener final, cesan las luchas que un puñado de hombres sostuvo por aferrarse a su río como promesa de vida, movilidad y progreso. En el Acta del Cabildo celebrado el 24 de julio de 1781, el ayuntamiento dispone que el 25, día de la fiesta del Apóstol Santiago, también debía solemnizarse con el paseo del "Real Estandarte, en memoria de la conquista de la ciudad y su provincia".

 

 

 

Ciudad nueva y Ciudad vieja

 

Luego de 1542, año en el cual el Capitán Diego de Urbina reconstruye Guayaquil en las faldas del Cerro Santa Ana, la urbe inicia un proceso de crecimiento sostenido, con breves intervalos, provocados por incendios, brotes de pestes o ataques de piratas.

Los 150 años que van desde esa fecha hasta 1692, año en que se inicia el traslado a Ciudad Nueva, se caracterizan por los siguientes acontecimientos:

Luego de 30 años, en 1572, la población había ascendido a 320 personas, que se registraron en actas; 25 casas, perfectamente habitables, y un hospital, que había sido fundado 8 años antes por Hernando de Santillán, primer presidente de la Real Audiencia de Quito.

Para 1582 ya está construida la iglesia Mayor y la de Santo Domingo. Un año después, se quema la ciudad y queda en escombros hasta el Hospital de Santa Catalina. En 1589 es diezmada la población por la viruela decidiendo su traslado un año después, a la cumbre del Cerro Santa Ana.

El nuevo siglo, o sea en los años 1600, encuentra a Guayaquil instalada sobre el Santa Ana, con su Iglesia Mayor y casas del Cabildo en el mismo sitio, así como la mayor parte de su población.

La iglesia de Santo Domingo y las nuevas de San Agustín y San Francisco, se construyen en las faldas del Carmen y se mantendrán en ese lugar hasta inicios del siglo XVIII en que las dos últimas se trasladarán a la "Ciudad Nueva". Para la primera década de 1600 ya se están construyendo en el astillero (en la Atarazana) barcos hasta de 400 toneladas

En 1620 la población ya es de 2000 personas, pero un incendio acaba con 84 casas. En 1624 el pirata Jacobo L'Heremite Clerk ataca la ciudad y destruye 2 templos, la cárcel y 20 casas; los habitantes rechazan dos veces el ataque, pero no pueden evitar el robo, el pillaje y el incendio del que hacen objeto a la urbe.

Las pérdidas ascenderán a más de 1,200,000 pesos. Para 1635 la ciudad se ha quemado nuevamente, y su población se redujo a 600 habitantes. En 1636 se quema el hospital y se lo reconstruyó 2 años después a la altura de la actual Plaza Colón y a un valor de 10.000 pesos. Esta construcción no será buena factura, pues no durará mas de 25 años.

En 1650 se reconstruye la iglesia matriz en terrenos bajos y un año después se levanta el FORTÍN DE LA PLANCHADA. Para 1678 la población llega a 6,000 habitantes y algo más de 450 casas, 150 de la cuales son grandes.

La preocupación que generan los piratas hace que se levanten en 1680:

1.- Un largo muro de tierra de 1.50m de alto y alo largo del estero de Villamar. 2.- Un castillo en la cima del Santa Ana al que nombran San Carlos. 3.- Un fuerte al que nombran Santo Domingo.

Un año después la ciudad esta invadida por los piratas Swan y David. En 1687 una nueva invasión, mucho más sangrienta, afecta a la ciudad, esta vez serán lo holandeses Grogniet, Picard y Hewit.

De 1688 a 1693 se inicia el proceso de traslado a lo que será Nueva Ciudad.

 

 

Incendios y pestes

 

Los incendios en Guayaquil fueron tantos y tan continuos en ciertas épocas de la Colonia, entre los más terribles, dejando constancia de sus secuelas y las consecuencias que de ellos registra nuestra historia, tenemos:

  • 1583: Se pierde la mayor cantidad de casas.
  • 1592: Fue muy grande aun cuando se ignora el número de casas quemadas.
  • 1620: Se incendiaron 84 casas.
  • 1624: Es atacada e incendiada por el pirata Jacques L´Heremite Clerk.
  • 1632: Arden más de 100 casas, se pierden las mejores construidas hasta ese entonces (este incendio acaba el Guayaquil de la punta del Santa Ana). Milagrosamente se salva parte del archivo municipal.
  • 1636: Se quema lo poco que quedaba en pie incluyendo el hospital San Juan de Dios.
  • 1678: Se quema todo el barrio de las Peñas y otra vez el templo de San Francisco.
  • 1687: Los corsarios invaden Guayaquil y sin querer la incendian, al prenderse fuego en una barraca que ocupaban.
  • 1693: Se incendian 40 casas, lo que hace decidir a muchos vecinos su traslado a ciudad nueva.
  • 1707: Primer voraz incendio en Ciudad Nueva; se quemaron 130 casas y varias tiendas.
  • 1764: Se quemaron 200 casas principales, quedando sin hogar la octava parte de la población, para solo tres meses después, (el 10 de noviembre) incendiarse las 151 casas que conformaban el núcleo más importante de la ciudad.

Vale la pena recordar que Guayaquil hasta 1693 era una pequeña población que cubría los cerros Santa Ana y el Carmen y que no va más allá de la calle Loja, para percibir con claridad los brutales estragos que causaría cada incendio de los que aquí se nombrarán hasta el año mencionado.

Este gigantesco incendio, conocido como "El Fuego Grande" generó un gran éxodo, al punto que casi desplomó la ciudad (sólo quedaron algo más de 4,000 habitantes). La pobreza en que quedó sumida la ciudad tardó mucho en superarse.

  • 1804: Se quemaron cuatro manzanas y el Hospital San Juan de Dios.
  • 1812: Tres manzanas con valiosos edificios.

Las enfermedades y las epidemias fueron parte de los azotes que esta ciudad tuvo que soportar desde su más temprana edad. Al igual que con los incendios, las fechas más desastrosas de la historia guayaquileña, en lo que guarda relación con las enfermedades que la afectaron, son:

  • En 1564 llegó Don Hernando Santillán y le tocó observar el desolador cuadro de los enfermos de Bubas (sífilis) que se amontonaban para entrar en el Guayas debido a que se le atribuían a sus aguas, extraños poderes medicinales (según dicen, por la abundancia de raíces de zarzaparrilla). Esto generó la fundación por parte de Santillán, del primer hospital de la naciente Audiencia: "El Hospital de Santa Catalina".
  • En 1589 la viruela mata a las tres cuartas partes de la población. En 1667 es afectada la ciudad por una terrible epidemia que la diezmó considerablemente.
  • En 1709 una epidemia de fiebre amarrilla brota en la ciudad, contagiando a los piratas de la expedición de Rogers, quienes habían coincidido en invadir Guayaquil para esos días.
  • En 1740 aparece la fiebre amarrilla, o mal de Siam.
  • En 1786 la peste de la viruela (en este caso fue el sarampión), azota a la ciudad.

 

 

 

Volver arriba

veritoojeda@hotmail.com