Historia

 

Resulta prácticamente imposible saber la fecha exacta del nacimiento del Black Metal, aunque se podría decir que fue entre mediados de los 70 y primeros de los 80, considerándose pioneros del género a bandas tan distintas como Hellhammer, Venom o Black Sabbath. Todo comienza a principios de los años ochenta, cuando el Heavy Metal iba encumbrándose de la mano de bandas como Iron Maiden, Judas Priest o Motorhead. Multitud de bandas buscaban una oportunidad para adentrarse en el mundo del metal.

Algunas tomaron prestadas algunas ideas musicales de las grandes bandas, agregando mayor crudeza y velocidad al sonido, además mostraban una presencia escénica, por aquel entonces monstruosa, con la cara pintada, cargados de cadenas, pinchos y otros artilugios metálicos, y tratando por primera vez la temática satánica en sus letras. Así surgió un mito, Venom nació y lanzó en 1981 lo que muchos consideran el primer disco de black, de thrash e incluso de death metal, "Welcome to hell". Al año siguiente lanzaron su segundo disco, que dio nombre al género, “Black Metal”, un clásico entre los clásicos de todos los tiempos.  Mientras Venom ganaban adeptos en todo el mundo, en Dinamarca se formaba una banda que terminaría de darle forma (estética, sobre todo) al Black Metal:  Mercyful Fate. De la mano de King Diamond, cantante y front-man, este grupo pulía entre los años 1982 y 1983 dos obras de puro metal oscuro: "Mercyful Fate" y "Melissa". Tanto Venom como Mercyful Fate ganaron popularidad rápidamente dándose a conocer en todo el mundo. Esto amplió el horizonte metálico y abrió las puertas a una nueva era. Desde entonces y hasta la época presente, comenzaron a surgir cientos de nuevas bandas que quisieron imitar a sus ídolos. La corriente satánica que provenía de la mano de bandas como Possesed, Acheron y Celtic Frost poco a poco fue ganando adeptos dentro del mundo del Heavy Metal.

Mientras, en la zona escandinava se estaba gestando la explosión del nordic metal, influenciado también por  los preceptos satánicos. Pero aparte de esta ideología, los grupos nórdicos tenían a otra divinidad a la cual le rendían honores: Thor, hijo de Odín, el dios vikingo de la guerra. Uno de los miembros de la veterana banda Absu admitía que "en muchos temas incluimos coros femeninos y el cantante deforma su estilo vocal dándole toques de misticismo a las canciones para ambientar todo en la Edad Media". El tema de la creencia también se ve reflejado en las máscaras que adornan los rostros de muchos "blackmetaleros" nórdicos. Al tener ascendencia vikinga, muchos de estos músicos se sentían realizados en sus raíces guerreras. Caso fiel a esto puede ser el de Quorhton, un joven sueco que, con tan solo quince años, funda Bathory (en recuerdo a la princesa Elizabeth Bathory). Esta banda, junto a Celtic Frost, fue fuente de inspiración para las bandas nórdicas que dominarían la escena black por unos años.

La cosa se pone fea... entre suicidios, asesinatos y quema de iglesias se desarrolló la movida black escandinava. Fue el origen del Inner Circle, o Círculo Interno del Black Metal. "El Black Metal es más que música, es arte" pronuncia Ihsahn, guitarrista de Emperor. Por eso a este género musical, en la zona escandinava principalmente, se lo ha llevado mucho más allá de los límites instrumentales. El año 1985, influenciado por VDead y Euronymousenom y Bathory, Oystien Aarseth, conocido con el sobrenombre de Euronymous, decide formar el grupo que sembró la semilla del Nordic Metal, Mayhem. Hasta aproximadamente finales de los ochenta esta banda sólo se hacía conocer por contados recitales en sus tierras y por la bestialidad con la que los músicos ejecutaban sus instrumentos. El baterista Hellhammer y el cantante Dead inducían a Mayhem hacia los oscuros senderos de lo oculto y lo paranormal.  En 1991, el vocalista Dead decide suicidarse "porque no se sentía acorde a este mundo" mientras que el bajista Necrobutcher decide alejarse, siendo reemplazado por Count Grishnackh de Burzum. Los siguientes años en la historia del Black Metal vienen definidos por  las actividades del Inner Circle, tratadas con más detalle en otro apartado de la página.

Dando un salto en el tiempo, avanzamos en los años 90 para ver el nacimiento de bandas que desarrollarían el género, evolucionando desde la crudeza extrema de las bandas pioneras hasta horizontes más melódicos, (siendo la inclusión de teclados un punto de inflexión en el proceso) aunque siempre conservando esa agresividad que caracteriza al Black Metal. Por el año 96 sale el primer "supergrupo" de la escena noruega, con miembros de Mayhem, Ulver, Borknagar y Ved Buens Ende: Arcturus saca un mini-lp, demencial y sofisticado al mismo tiempo: "Aspera Hiems Symphonia". Cabe mencionar también a grupos de la talla de Dissection, Marduk, Immortal, Dark Funeral, Satyricon, Tiamat, Samael...que han seguido distintos senderos musicales, y tantos otros, hasta llegar a algo impensable: el Black Metal comercial, de la mano de grupos como Children of Bodom. Mención aparte merecen en este apartado dos bandas: Cradle of Filth, sobre todo, y más tarde Dimmu Borgir. Con ellas, el Black Metal ha alcanzado unas cotas de ventas y notoriedad impensables para un estilo de música como el que nos ocupa. Algunos dicen que han traicionado los principios en los que se basa el género, que nació como una música minoritaria y subversiva. Ya nada tienen que ver estas bandas con las que comenzaron con esta historia. Como todo en este mundo, el Black Metal evoluciona. En cualquier caso,  los románticos y puristas del género no deben preocuparse, pues son muchas las bandas que hoy en día siguen practicando el "true black metal", resistiéndose a esta evolución, la cual desprecian.

                                                      

volver arriba
inicio