Curiosidades de la ciudad

 

La ciudad en sí es maravillosa, todo son edificios bajos de cómo mucho 6 pisos. Excepto un edificio que no recuerdo el nombre( es lo único feo de Paris ) que es un rascacielos. Las fincas conservan las fachadas antiguas y sus jardines, además las calles son muy anchas así que camines por donde camines levanta la vista que verás el cielo .

 

Todos son pequeños comercios, hay  galerías de arte, restauradores, pequeñas tiendecitas donde comprar los alimentos. Se promueve al pequeño empresario, y a las profesiones manuales. A diferencia de nuestro país plagado de centros comerciales y grandes superficies aquí todo son pequeños comercios excepto el centro. Galeries Lafayette es el gran almacén de París y encima arquitectónicamente es precioso, no como los monstruos  que nos plantan en nuestras ciudades.

 

Esta lleno de floristerías que llenan las calles de flores.

 

Abundan las fruterías, tienen la fruta en la calle y ellos están dentro son muy confiados.

 

Tienes que pagar en los aseos de los restaurantes, aunque seas cliente, unos 50 céntimos.

 

La diferencia de precios no es muy alta un menú te puede costar 15 euros. Sin embargo una coca-cola cuesta 4,5 euros que es excesivo aunque en París las de cristal tienen 33 cl. como las latas.

 

Esta lleno de mercadillos , con pequeños puestecitos a diario.

 

Volver al Menú de la Ciudad