fiestas patronales

de salinas               

 
AZORIN Y SU FAMILIA EN EL COLLADO DE SALINAS

         Salinas es un pequeño pueblo situado en el interior de la provincia de Alicante. Cuenta con una historia muy peculiar ya que hace 251 años las lluvias torrenciales que asolaron la comarca del Vinalopó durante 3 días, provocaron la subida del nivel de las aguas de la Laguna y la destrucción del núcleo de la población.   Como se suele decir, el día 30 de octubre de 1751, marca el punto de inflexión en la historia de Salinas. El Lugar Viejo, que así se llamaba el pueblo antes de la inundación, estaba situado a la orilla de una laguna de aguas subterráneas la cual fue fuente de riqueza para el pueblo durante muchos años. En ella se construyó una fábrica de sal que dio de comer a muchos de los humildes salineros, y que abastecía de tal especie a habitantes de numerosos pueblos de alrededor.

 

Laguna de Salinas

                 

 

        Tras la catástrofe, hubo que abandonar casas y tierras y de nuevo la pobreza hizo acto de presencia entre los habitantes del lugar. Y en la laguna únicamente quedaban ruinas de lo que había sido el pueblo y sólo permanecía en pie unos muros de la famosa “Fabrica de Sal”. Muchos años después se inicia el drenaje de la Laguna como manera de evitar nuevos desastres, pero no llegaron a cuajar en su totalidad los trabajos de desecación. Actualmente Salinas es un municipio en expansión económica que ha propiciado el incremento de su población en los últimos años.

 

           

            

 

 

            De Salinas tampoco debemos olvidar la belleza de su sierra y de todos los animales que en ella se encuentran.  Es una montaña que se extiende de NE a SO dentro de los términos de Villena, Monóvar y Salinas . Presenta pendientes muy pronunciadas, su vegetación es de pinos y monte alto.  Destacan las alturas de Peña Cortada (1112 m) y Loma de Garrido (1090 m).

                                                     Sierra de salinas

 En Salinas se encuentra la finca familiar de .......Algunos apuntes de la vida y obra de este escritor, se encuentran reflejados en un libro que Bernardo, mayordomo y administrador de la familia recogía en su diario.  Es el año 1899 y se escribe en la finca del Collado de Salinas. Empieza su diario un día de mucho viento en el que trajeron del pueblo vecino de Monóvar un barril de vino, dos sacos de harina y un kilo de carne para ue los muleros se hicieran arroz.

DIARIO:

Día 30 de Marzo, vinieron 30 mujeres a escardar y fueron 10 hombres a la Barquilla a cavar las cepas.

Día 23 de Abril, vino el Teniente Coronel de la Guardia Civil de Alicante y se hizo de comer gazpachos.

Día 12 de Julio: cayeron algunas borrascas y por la tarde se presentó una nube que provocó una gran catástrofe. Ese día estaba aquí la Sta. María, hermana de Azorín, que pasó en el Collado su luna de miel.

Día 22 de Julio: Nos marchamos por encima de la Solana. Para Azorín y sus hermanos esta excursión a la montaña seria un buen motivo para sus primeros escarceos literarios del paisaje.

Según el diario de Bernardo, Azorín estuvo en el Collado hasta los últimos días de este mismo año. Las vacaciones las pasaba en esta finca, donde observaba y estudiaba la naturaleza, de donde parten sus descripciones líricas, únicas en la literatura española.

       

                                         Para hablar de Salinas hay que hablar de sus fiestas de Moros y Cristianos. Estas comenzaron no hace muchos años pero, en poco tiempo han logrado alcanzar una gran popularidad en todos los pueblos de alrededor. Algo que empezó con una simple reunión en 1972 se ha convertido en unas importantes fiestas de Moros y Cristianos que se celebran el último fin de                semana de Mayo en este acogedor municipio                                                     alicantino.

 

 

 

 

 

 

Disfrute de las fiestas de Moros y Cristianos el último fin de semana de Mayo                                                                                                                                     Volver arriba