Educación Sexual

x
x

Estrategias Pedagógicas

simbolos


1. ¿Cómo elaborar y realizar un programa de Educación Sexual?
2. Orientaciones para Educadores
3. Orientaciones para Padres



1. ¿Cómo elaborar y realizar un programa de Educación Sexual?


a.    Identificar problemas y necesidades: se puede partir de encuestas, datos del censo, investigaciones previas y bibliografía.

b.    Establecer prioridades: para establecer las prioridades se recomienda considerar las características culturales y sociales de los participantes.

c.    Definir los objetivos generales y específicos: la concreción de lo que pretendemos conseguir nos puede ser útil para guiar la intervención y esclarecer las formas de intervención.

d.    Identificar los recursos disponibles: tener en cuenta el acceso a materiales informativos como películas, videos, folletos, carteles, libros y revistas.

e.    Actualizar la formación de los/as profesores/as en Educación Sexual: es un aspecto muy importante, por la cantidad de mitos y falacias relacionados a la sexualidad, es adecuado que la formación se fundamente en datos veraces libres de prejuicios.

f.    Diseñar las actividades, seleccionar los contenidos y el sistema de evaluación: plantear las actividades según el nivel educativo y evolutivo de las personas a las que se dirige. Además, es oportuno valorar las repercusiones en su familia, grupos de amigos, compañeros y escuela. Hacer corresponder los objetivos, actividades, recursos y evaluación.

g.    Elaborar el cronograma de actividades: favorecer que las actividades coincidan con otras áreas de interés en distintas asignaturas.

h.    Divulgar el programa en la institución: dar a conocer el programa al resto de profesores aunque no participen en él.

i.    Realizar las intervenciones: tomar nota de las observaciones que realizamos durante la aplicación del programa, pues ello nos permite ajustar las intervenciones previstas y enriquecer la evaluación.

j.    Evaluación final: evaluar la estructura del programa, el proceso y los resultados.

k.    Valoración, modificación y diseño de nuevas intervenciones: al evaluar de modo global las dificultades y los resultados es posible proponer modificaciones concretas que optimicen el programa para nuevas aplicaciones.

2. Orientaciones para Educadores:

a.    No reducir la sexualidad a genitalidad, la sexualidad tiene múltiples formas de expresión.

b.    Utilizar un lenguaje adecuado sin negar las expresiones sociales y familiares.

c.    Realizar un trabajo previo de clarificación personal y trabajar los aspectos de la sexualidad que resulten conflictivos.

d.    Ser objetivo, enseñar a pensar respetando las opiniones.

e.    Fomentar el respeto por las diferencias

f.    Participación igualitaria de los sexos

g.    Diálogo como instrumento de aprendizaje y comunicación

h.    Metodología activa y participativa

i.    Fomentar el espíritu crítico mediante situaciones y casos concretos, considerando las consecuencias y riesgos.

j.    Educar en la confianza, estar abierto a tratar los temas individualmente si es necesario.

k.    Derecho a la intimidad, que el /la docente tenga la libertad de exponer o no su vida privada.

l.    Juegos eróticos en el ambiente escolar: diferenciar cuando se dan por curiosidad y necesidad de explorar y explorarse, y si la intervención del docente fuese necesaria actuar con delicadeza y naturalidad.

3. Orientaciones para Padres:

a. Errores comunes: creer que los niños y jóvenes aprenden la sexualidad solos, no hacer delante de los niños ninguna expresión de afecto, suponer que la sexualidad comienza en la pubertad, pensar que los niños saben más que los adultos, igualar sexualidad a reproducción, creer que la educación sexual incita a la práctica sexual, suponer que los adolescentes sólo piensan en el sexo, asignar tareas específicas a las niñas y tareas especificas a los niños.

b. Propuestas:
- Favorecer un clima de confianza y seguridad
- Responder a las preguntas: no evitar respuestas, contestar lo que se pregunta en el momento que se pregunta, no adelantar respuestas sin que el niño/a haya preguntado, dar respuestas sencillas y adecuadas al momento evolutivo de la niña o niño que pregunta, emplear un vocabulario correcto, vincular las respuestas a sentimientos y afectos y las respuestas deben favorecer la asunción de responsabilidad del propio cuerpo y de las propias decisiones.
- Naturalidad y espontaneidad.
- Las madres pueden educar niños o niñas y los padres niños o niñas, es indistintoa.


xx
x